fbpx

El mundo es un lugar infinito, y que guarda para el turista que se atreva a buscar, muchísimos lugares hermosos y exóticos.  Desde Bali, casi en los confines de la Tierra, pasando por Tailandia, Vietnam e India, pasando por las civilizaciones que nacieron en Jordania y Egipto, saltando a Turquía o recorriendo urbes europeas, y viajando hasta las aguas cálidas del Caribe.Si lo quieres lo puedes lograr, adentrándote en la tradición espiritual de un país donde se conjugan el mar, valles, montañas y sonrisas, contando con una de las gastronomías más sofisticadas de la Tierra. Podrás tener masajes, con altares de honor a Buda, monjes de túnica naranja, tú- tuks y una naturaleza que desbordará al visitante que la admirará, hacen que este país sea un lugar único y exótico.

Para pasar un verano más relax, agua, rocas con acantilados que te esperan donde no puede haber lugar al vértigo. Para esto debes recorrer los fiordos noruegos y algunas de las capitales de los países escandinavos, donde te fascinaras y te dejará con los ojos abiertos, guardando en tus retinas los lugares que verás, con paisajes maravillosos.

Si, también puedes atreverte a la tierra que habitaron los zares, el vodka y espías. Moscú con su opulencia, los recuerdos de la era soviética, San Petersburgo, tranquila e imperial que serán de la delicia para los viajeros exigentes.

Hay muchos lugares de los que no te quisieras regresar nunca, pero un lugar que sin duda es así, está en Bali y en Vietnam. En la isla de Indonesia, se puede depurar el alma rodeado de playas exóticas, arrozales y templos, además de que resulta una de las mecas para la práctica del surf.